En este momento estás viendo EL BUDA Y LA MENTE – ENSEÑANZAS BUDISTAS.

EL BUDA Y LA MENTE – ENSEÑANZAS BUDISTAS.

EL BUDA Y LA MENTE: INTRODUCCIÓN.

El Buda y la mente: aquí encontraremos frases útiles de Buda sobre la mente y que podríamos poner en practica en la vida. Este artículo surge por la necesidad que tenemos todos de comprender un poco sobre los aspectos básicos de la mente. A veces, la lectura combinada con un guía nos pueden aclarar incógnitas de la vida que el alma necesita. Así que comencemos con las ideas de Buda y la mente.

EL BUDA Y LA MENTE: LA MENTE DISCIPLINADA.

Entre tantas frases hermosas que Buda dijo hay una con la que vale al pena iniciar:

“Aquieta la mente y el alma hablará.”

Una mente sin ninguna disciplina es una mente que se equivoca y nos hace cometer errores en la vida. Una mente sin control puede llevarnos a la desgracia, pues así reacciona ante todo y por todo, no está en paz.

Una mente caótica es peligrosas, es como una animal salvaje. Así como se puede domesticar a un animal feroz, así se puede domesticar la propia mente. Por eso:

“Controla tu mente o ella te controlará.” Buda.

Una mente sin control reacciona siempre ante las ofensas de los demás, carga en su interior pensamientos negativos, probablemente sed de venganza, etc.

¿Hasta cuando sentirás dolor al ser ofendido? ¿Acaso vale al pena sufrir por lo que otros dicen? ¿Tiene tal importancia la opinion de otra persona par quitarte el sueño?

Todo eso dolor viene por las ideas que tenemos en la mente, por lo que nos han dicho desde pequeños, etc. Si prestáramos atención notaríamos que entre más pensamos en el asunto más nos duele, más cólera nos da, etc.

Te podría interesar:
ENSEÑANZAS DEL BUDA: LA FELICIDAD VERDADERA.
UNA VIDA MEJOR Y MÁS SALUDABLE.
¿QUÉ ES LA MEDITACION MINDFULNESS?

Si no le diéramos tanta importancia a las ofensas no harían nido en nuestra cabeza tantos pensamientos negativos.

Nos falta control mental, pues así como la mente piensa cosas negativas (el animal salvaje) podemos entrenarla a pensar cosas positivas o a simplemente no darle importancia a las ofensas.

Si disciplináramos la mente para que no piense de esa manera seríamos menos complicados y más felices. Claro, se necesita un entrenamiento, una disciplina donde la meditación debe estar incluida, pues…

 

“Una mente disciplinada trae felicidad.” Buda.

LOS LÍMITES DE LA MENTE.

Ideas como esa de disciplinar la mente para no pensar cosas negativas hace que algunos se pregunten si tal cosa es posible. En realidad, todos somos capaces de hacer mucho más de lio eu hacemos; pero normalmente una persona rompe los moldes y traspasa sus propios līmites cuando de verdad lo necesita, bajo presión o en vista de un peligro inminente.

Todos hemos visto programas donde hay gente que hace cosas prácticamente imposibles, como dar un salto gigantesco o quebrar algo que normalmente no podemos quebrar. Tales cosas suceden cuando por un instante no pensamos y simplemente lo hacemos.

En pocas palabras, la mente es la que pone los límites. Ella ha sido programada para ver límites y por eso vemos límites aunque no existan. Desde niños nos dijeron como es la vida, como son las cosas, etc. Todo eso nos limita y no nos deja ver más allá de esas ideas.

“La mente que percibe limitación es la limitación.” Buda.

EL BUDA Y LA MENTE: EL ORIGEN DE NUESTROS ACTOS.

LA MENTE ES TODO.

De acuerdo al budismo y a los sabios antiguos todos deberíamos cultivar la mente con pensamientos sanos y positivos, pues ellos afectarán nuestra vida.

La lógica es simple: Nuestras acciones vienen de los pensamientos, pues primero pensamos y luego actuamos. De allí se desprende, en forma natural, dos cosas:
1- Si cultivamos la mente con pensamientos sanos y positivos nuestros actos serán benéficos y positivos para nosotros y la sociedad.
2- Si cambiamos nuestros pensamientos (por pensamientos mejores) también cambiaremos nosotros y con ello nuestra vida.

Evidentemente la persona violenta y vengativa es así porque ella deja que la mente le controle. No hace nada por detener su propia violencia y, como es de esperar, esto le acarreará problemas a su vida.

Imagina que  la persona del ejemplo anterior se diera cuenta de que se deja llevar por emociones y pensamientos violentos tendría la esperanza de cambiar, de hacer algo para dejar de ser así. Si de verdad cambiara y dejara la violencia con seguridad dejaría de tener ese tipo de problemas y su vida sería mejor.

Así que la vida que tenemos es el resultado de nuestros actos, pero ellos emanan de la mente, pues primero pensamos. Así que no olvides esto:

Todo lo que somos es el resultado de lo que pensamos. La mente lo es todo. Nos convertimos en lo que pensamos.” Buda.

CAMBIA TUS PENSAMIENTOS.

Una persona violenta podría defenderse diciendo que la gente lo empuja a ser como es. Podría decir que él no quiere ser así, pero que debe defenderse, etc.

Gente así no comprende que sus pensamientos generan la violencia. Las personas viven su vida y no las podemos cambiar, sólo podemos cambiar a una persona y esa es uno mismo, nadie más.

Podemos tener enemigos, pero no debemos actuar basado en sus acciones, sino en las propias, en nuestra forma de pensar.

En cierta ocasión Buda pedía alimentos en una aldea y alguien le dijo que había un hombre bestia en el bosque y que debía tener cuidado.

El iluminado se interno en ese bosque y no tardo mucho tiempo para que apareciera aquel hombre, quien amenazantemente le dijo que se detuviera. A lo que el bendito contestó: “Hace mucho tiempo pare.” De inmediato siguió caminando.

El hombre salvaje le impidió el paso nuevamente y le dijo: “Te he dicho que pares y dices que hace mucho rato paraste y, sin embargo, sigues caminando.”

Buda le dijo: “hace mucho tiempo pare de causar daño a todas las criaturas.”

Aquel hombre confundido y asombrado decidió ese día parar sus actos de barbarie.

Su forma de pensar lo habían convertido en un salvaje, pero ahora iluminado por el sabio cambio su forma de pesar y dejo de agredir.

“Es la propia mente del hombre, no su enemigo, la que lo hace hacer cosas equivocadas” Buda.

NO ACTUES BASADO EN LO QUE TU ENEMIGO TE HACE.

Recuerda tus enemigos no pueden entrar a tu mente a decirte que hacer. Es tu propia mente la que te lo dice.
Si no pensamos en cosas negativas no haremos cosas negativas. La venganza, pro ejemplo, no se podría dar si no pensáramos en vengarnos. El problema es que si pasamos pensando en lo que nos han hecho vamos desarrollando resentimiento, si seguimos pensando en eso se vuelve odio y por último caemos víctimas de deseos de venganza.

Claramente si dejamos de pensar en la venganza no habrá venganza. ¿Qué tal si en vez de venganza pensamos en perdonar? Eso va a ser difícil si no es nuestro habito perdonar; pero si lo intentamos con nuestro corazón podríamos aprender. Todo se puede aprender, algunas cosas cuestan otras no. Lo mejor es intentarlo.

“Todas las cosas malas surgen por la mente. Si la mente es transformada, pueden las cosas malas surgir?” Buda.

EL BUDA Y LA MENTE: EL ALMA.

Repito la frase de Buda con la que comenzamos:

“Aquieta la mente y el alma hablará.”

Una mente sin ninguna disciplina controla a cualquier persona. Esto lleva al individuo a creer que él o ella es la mente. Nosotros no somos el cuerpo, ni somos la mente. Somos eso que se conoce como alma, pues nuestra naturaleza es búdica o divina.

La mente programada por las cosas del mundo le hacen creer que ella es el alma o que ella es nuestra realidad. Sin embargo, eso es falso. En meditación budista se busca el silencio de la mente, pues cuando ella se calma parece eso que es el alma y eso lo sabe quien lo ha experimentado.

No, el alma no es algo abstracto. Ella es real y debemos experimentarla, precisamente eso se logra con la meditación y las técnicas del yoga. La mente sin disciplina de ninguna especie piensa demasiado y tanto pensar entorpece al alma.

No, no se trata de no pensar en la vida. Todos necesitamos pensar, reflexionar, razonar y ver que se puede hacer por la existencia. Pero aquel que quiera experimentar el alma deberá aprender técnicas de concentración, meditación y yoga.

La mente es útil para las cosas de la vida, pero nuestra naturaleza divina no es perceptible por ella. Para percibir la naturaleza divina de las cosas necesitamos otros sentido, los sentidos del alma: los chakras, pero eso es otro tema. Si te interesa saber sobre los chakras lo puedes hacer aquí: CHAKRAS PARA PRINCIPIANTES: SU SIGNIFICADO.

MÁS ESTÁ POR VENIR.

Deja una respuesta