En este momento estás viendo LAS CUATRO NOBLES VERDADES DEL BUDISMO.

LAS CUATRO NOBLES VERDADES DEL BUDISMO.

INTRODUCCIÓN A LAS CUATRO NOBLES VERDADES.

Buda extrajo las cuatro nobles verdades de meditaciones profundas que lo llevaron a la iluminación. Esas cuatro verdades plantean el problema del sufrimiento humano, su origen, la solución y el medio para dejar de sufrir. Esto constituye el eje central del budismo. De eso vamos a hablar aquí.

Estas verdades se han enseñado desde que Buda las predicó hasta nuestros tiempos. Sin importar que tipo de budismo se practica de todos modos se enseña. Han habido diferentes interpretaciones o formas de ver estas verdades. Aquí explicaremos mi punto de vista personal y cada quien es libre de entenderlas a su modo.

Las cuatro Nobles Verdades del Buda nos explican la razón del sufrimiento y como liberarnos de él.

BREVE HISTORIA DE BUDA.

Buda fue un príncipe que renuncio a la corona para encontrar la solución al sufrimiento humano.

El nombre que le pusieron sus padres fue Siddhartha (que significa “el que logra lo que quiere.”) Gautama. Su padre fue el rey Suddhodana y su madre la reina Māyā, por lo que Siddhartha era el príncipe heredero de la corona.

Un asceta o profeta predice que será “El instructor del Mundo.” Pero su padre quiere que sea rey. Para que la profecía no se cumpla le da una vida de lujos, aleja de él todo dolor y sufrimiento, incluyendo ancianos y enfermos. Sin embargo, el principe llega a saber la verdad. Al descubrir que la gente ordinaria sufría mucho decidió encontrar una solución al dolor humano, por esto renuncia a la corona.

Dejo el palacio, a su esposa y a su hijo, el cual había nacido ese día. NI el amor a su esposa, ni el amor a su hijo pudo remover el dolor que sentía por el sufrimiento de los demás, así que lo dejo todo.

 

Pasó por muchas dificultades y penitencias voluntarias, hasta que tal final logró encontrar “El Camino Medio.” Entonces con una voluntad y disciplina férrea logró dominar las etapas de la meditación hasta llegar al Samadhi o experiencia de la verdad.

Estas meditaciones le permitieron llegar a comprender lo que era el sufrimiento, su causa, la solución y el método para ser libres del dolor.

Te podría interesar:
ENSEÑANZAS DEL BUDA: LA FELICIDAD VERDADERA.
EL BUDA Y LA MENTE: ENSEÑANZAS BUDISTAS.

LAS CUATRO NOBLES VERDADES: DUKKHA - EL SUFRIMIENTO.

Lo primero es explicar el problema, por eso la primera Verdad Santa o Noble es sencillamente que todas las criaturas sufren. Claro que eso parece obvio, pero no lo es. Una cosa es saber intelectualmente que hay dolor y otra muy distinta es ser “consciente” del dolor humano.

En el primer caso se sabe, pero no se hace nada. Todos sabemos que hay necesidades en el mundo, hay gente pobre, sin comida, sin techo, etc. Sin embargo, el saberlo no es suficiente. Sólo saberlo no hace que las personas ayuden a los demás. El conocimiento intelectual es pasivo, no mueve a las personas a la acción.

Vemos algo diferente en el segundo caso, es decir, ser “consciente” del sufrimiento implica hacer algo por los demás. Quien toma consciencia del dolor que causa deja de hacerlo, quien es consciente de que otros sufren les ayuda o al menos no los lastima. El conocimiento “consciente” es activo, mueve a las personas a hacer algo.

Saber que la gente sufre no es suficiente, es necesario extender la mano al necesitado.

Buda explica que desde el nacimiento hasta la muerte estamos rodeados por el sufrimiento, es decir, que la vida misma es inherente al dolor. Claro, eso no significa que no existan momentos de paz y gozo, pero siempre aparecerán dificultades y dolor en la vida de las criaturas humanas.

TANHA - DESEO.

Planteado el problema se busca la causa del problema. Buda descubrió en sus meditaciones que la causa del sufrimiento es el deseo. TANHA quiere decir deseo, pero también es apego y lujuria. Eso constituye la Segunda Noble Verdad.

De acuerdo a Buda el dolor surge por el deseo sexual, el deseo por existir y el deseo por no existir generan el dolor. Explicaba que la vida es como una moneda, es decir, tiene dos caras. Una de esas caras es el placer y el otro es el dolor. Así que si buscas el placer conseguirás el dolor tarde o temprano, pues es parte de la misma moneda.

Para entender mejor esto prefiero señalar que se trata de un deseo egoísta. Claro está que tener buenos deseos no es negativo, ni perjudicial. El problema se suscita cuando el deseo es egoísta, es decir, cuando se busca el placer sin pensar en las consecuencias, sin pensar en el mal que se hace, en el dolor que se causa. Ese deseo egoísta nos produce el sufrimiento.

Agregaba Buda que el deseo sexual y el deseo por la existencia generan apego. El apego es aferrarse a algo o a alguien. Cuando perdemos ese algo o ese alguien viene el dolor, pues hay apego.

El deseo de la no existencia no produce apego, pero sí una visión equivocada de la vida que resulta perjudicial y eso genera dolor.

Si haz de desear algo que sea para el bien de los demás, nunca para hacerles daño o causar dolor.

LAS CUATRO NOBLES VERDADES: NIRODHA - EXTINCIÓN O CESACIÓN.

Si seguimos una secuencia lógica comprenderemos que si la causa del sufrimiento es el deseo, entonces erradicar el deseo es la solución, a eso se le llama extinción o cesación del sufrimiento.

Lograr erradicar el dolor conlleva a una disciplina extraordinaria, a cumplir la alta ética que Buda enseñó, a hacer largas y profundas meditaciones y reflexiones sobre el sufrimiento y sus causas. No es suficiente saber intelectualmente lo que se ha explicado en líneas arriba, se trata de tomar “conciencia” de todos los procesos que causan dolor.

La cesación del dolor o NIRODHA llevará a NIBÁNNA, conocido como Nirvana. Ese es un estado de felicidad suprema, más allá de la comprensión humana y que las palabras no pueden describir.

Nibánna significa “fuego extinguido.” Precisamente el fuego que se extingue es el fuego del deseo egoísta que lleva a las más bajas pasiones y debilidades humanas.

Así que ese estado es un estado de liberación de todo dolor. Jnana Yoga tiene como objetivo MOSHA, es decir, liberación de sí mismo. Te recomendamos leer esto: JNANA YOGA.

Quien es libre de sus propias debilidades y pasiones conquista la suprema felicidad.

LAS CUATRO NOBLES VERDADES: MAGGA - EL OCTUPLE CAMINO.

La última Verdad Noble es El Óctuple Camino o Sendero, es decir que el sendero tiene ocho técnicas que se deben dominar, estas son:

– Recto Entendimiento.
– Recto Pensamiento.
– Recto Lenguaje.
– Recta Acción.
– Recta Vida.
– Recto Esfuerzo.
– Recta Atención.
– Recta Concentración.

Algunas veces se utiliza la palabra “Perfecto” en lugar de la palabra “Recto.” Lo que importa es que se deben aprender a hacer, cada una, de la manera correcta. No se trata de hacerlas por hacerlas o hacerlas así no más como salgan. Hacerlas de una manera correcta tomará tiempo, constancia y voluntad.

Explicación breve:

UNO -RECTO ENTENDIMIENTO.

Entender correctamente las cuatro Nobles Verdades para ponerlas en acción.

DOS - RECTO PENSAMIENTO.

No permitirse pensamientos negativos, nocivos o dañinos hacia ningún ser viviente.

TRES - RECTO LENGUAJE.

Decir siempre la verdad, no calumniar, no hablar en vano.

CUATRO - RECTA ACCIÓN.

Hacer siempre lo correcto, practicar Karma Yoga.

CINCO - RECTA VIDA.

Ganarse la vida honradamente, nunca robar ni explotar a los necesitados.

SEIS - RECTO ESFUERZO.

No permitir que surja el mal dentro de uno mismo y si surge eliminarlo. Ser capaz de crear cosas buenas y cultivar lo que ya se tiene.

SIETE - RECTA ATENCIÓN.

Este aspecto está relacionado a la meditación: Atención al cuerpo, al medioambiente, a l Amente y a los pensamientos.

OCHO - RECTA CONCENTRACIÓN.

Este es un estado profundo de meditación, donde la mente ya no es un estorbo, pues se ha alcanzado la perfecta concentración.

Es obvio que estos ocho aspectos se deben profundizar, lo haremos próximamente.

LAS CUATRO NOBLES VERDADES: LA FILOSOFÍA DEL BUDISMO.

La filosofía del budismo y sus técnicas tienen como base las Cuatro Nobles Verdades. Leer estas verdades a las carreras da la impresión de que se pueden practicar fácilmente, pero la persona profunda sabe que no es así.

El desarrollo espiritual requiere trabajo, paciencia, constancia, voluntad. Muchos intentan seguir el Óctuple Sendero, pero pocos pueden caminar por él.Todo tiene un principio y lo importante es comenzar. No se puede aplicar todo esto de golpe, ni a las carreras.

Recuerda el primer aspecto: Entender correctamente las cuatro Nobles Verdades para ponerlas en acción. Sólo eso podría tomar cierto tiempo y dependería del nivel de profundidad que la persona puede alcanzar.

Los famosos “Beatles” estudiaron budismo y la filosofía Hindú, practicaron meditación e incluso conocieron a Maharishi Mahesh Yogi, quien fue el mentor de ellos. Se dieron cuenta que la meditación es cosa profunda y que el proceso del desarrollo espiritual toma tiempo por esa razón escribieron aquella canción: “My Sweet Lord” (MI Dulce Señor). Una parte de esa melodía tan linda dice:

“Mi dulce Señor,
de verdad quiero verte,
De verdad quiero estar con tigo,
De verdad quiero verte Señor,
Pero toma demasiado tiempo Señor…”

En esa misma canción dicen:
“Mi Señor Hare Krishna,
Mi dulce Señor Hare Krishna, Hare Krishna”

Al final cantan alabanzas a Brhama, Vishnu y a los antiguos gurus. ¿No me crees? Anda a Youtube y busca “Beatles My Sweet Lord with Lyrics” (Lyrics significa “letra de una canción”)

Ellos tomaron de la filosofía oriental esas ideas de amor y paz que tanto diseminaron. Sin embargo, que te guste algo no lo hace fácil, lo que se necesita es voluntad, determinación, perseverancia, paciencia y mucho insistir.

Es importante tener un guía, no un jefe, un guía que sepa dirigir y que conozca el camino.

Deja una respuesta